Estás haciendo el trabajo?

“A veces te enfrentas a dificultades no porque estés haciendo algo mal, sino porque estás haciendo algo bien” – Joel Osteen

Esta cita que apareció en mi app The 5 minute Journal recientemente me impactó mucho. Muy oportuna para una reflexión que estaba haciendo en ese momento.

Hace poco tuve una semana en la que no me sentía bien. Todo parecía más difícil, estaba emocional y desmotivada, no, no hormonal. Estaba en un estado de ánimo extraño en el que normalmente no me encuentro, sintiéndome triste y con poca energía.

Todo este año he estado haciendo muchas cosas diferentes, trabajando en mi negocio, continuando con mi desarrollo personal y, más recientemente, llevando el fitness al siguiente nivel, ¡sí, más fitness! 🙂

Ese viernes por la mañana tuve una conversación con uno de mis coaches y no pude evitar llorar y compartir con él lo mal que me sentía; hablamos sobre expectativas; cómo permitirme sentirme baja de ánimo también es darlo todo; además de dejar de lado la idea de rápido y lento. Bien. Todo eso fue muy útil y reconfortante.

Más tarde ese mismo día, era el momento de mi evaluación de estado físico con mi entrenador fitness. Y a diferencia de todo lo demás, yo no tenía expectativas. Lo que sé muy bien es que con nuestro cuerpo no podemos fijar un tiempo para determinados resultados. He estado entrenando y comiendo bien, no lo más limpio, lo confieso, y aunque hice la mayor parte del plan de entrenamiento según lo programado, hubo un par de entrenamientos que no hice. Así que estaba abierta a cualquier resultado, tal vez iba a tener los mismos porcentajes de grasa corporal y músculo, esa era una posibilidad.

Y luego estas 2 palabras salieron de la boca de mi entrenador: “resultados excepcionales” … como si el cielo se acabara de abrir y yo viera la luz, puedes imaginar mi cara ahora. Yo estaba tan feliz!! Y no te voy a aburrir con mis porcentajes de grasa y masa muscular, lo que quiero compartir aquí es que en ese momento me di cuenta de que me había estado presionando mucho.

Aunque siento que podría haber entrenado más o más duro, no trabajo extra horas, ni los fines de semana; como sabrás, le doy prioridad a mi bienestar. Ni siquiera me despierto tan temprano como me gustaría, pero la presión emocional estaba ahí, no la vi. Pero ahora lo veo.

Así que mi mensaje para ti es el mismo que me di a mí misma en esos días: si estás haciendo el trabajo, los resultados vendrán.

En cualquier cosa en la vida, no intentes hacerlo perfectamente. Solo entrégate a ello.

Pensamientos? Ideas?… Cuéntame aquí o envíame un mensaje.

Me encantaría saber de ti 😉

qué piensas?