DE 0 A 21K: MI HISTORIA CON EL RUNNING – de barreras mentales, entrenamiento & alimentación

22 minutos de lectura

Nunca me consideré una corredora, correr me traía incomodidades mentales y físicas. Después de superar el Test de Cooper en el colegio y algunos intentos fallidos en la caminadora, volví a trotar cuando recién empezaba a vivir con Simo – mi partner-in-life para quienes no lo saben. Como a él no le gustaba hacer ejercicio en las mañanas, y a mí no me gustaba correr, llegamos al acuerdo de salir a trotar un par de veces por semana. En un matrimonio, las cosas se negocian desde el principio y sin comprometer demasiado de cada lado (pero ese es otro tema!). Poco tiempo después dejamos Colombia, y eso de correr en las mañanas no tuvo mucha trascendencia. Cuando llegamos a Inglaterra, empezamos a ir al gimnasio de la universidad, y ahí fue donde conocí Bodypump!! … pero esa también es otra historia.

Todo empezó cuando…

Hace unos 4 años atrás decidí que iba a superar algunas de mis limitaciones y me iba a enseñar a correr. Sabía que debía hacer más cardio porque quería perder una grasita extra. Trabajaba en oficina e Iba al gym regularmente, pero solo me gustaban las pesas. Entonces empecé en la caminadora usando una aplicación que te guía progresivamente hacia correr tus primeros 5k. C25K promete llevarte del sofá a correr 5 kilómetros o 30 minutos en sólo 8 semanas. El secreto es que ésta es una suave introducción a empezar a mover el cuerpo, 3 veces por semana, empezando o alternando entre caminar y correr muy pequeñas distancias, e incrementando lentamente hasta que en 8 semanas estás listo para correr 5k o 30 minutos consecutivos. Recomiendo este programa a cualquier persona que quiera empezar a trotar! Y especialmente, a aquellos que creen que no son capaces, o no saben cómo o por dónde empezar. 

Aquí el programa de entrenamiento C25K en detalle:

SEMANADÍA 1DÍA 2DÍA 3
1Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1 minuto
Caminar: 1.5 min / 90seg.

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1 minuto
Caminar: 1.5 min / 90seg.

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1 minuto
Caminar: 1.5 min / 90seg.

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
2Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1.5min / 90seg.
Caminar: 2minutos

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1.5min / 90seg.
Caminar: 2minutos

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos.

Trotar: 1.5min / 90seg.
Caminar: 2minutos

Repetir trotar/caminar hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
3Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 200mts 
(o 1.5 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

Repetir Sets 1 & 2 hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 200mts 
(o 1.5 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

Repetir Sets 1 & 2 hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 200mts 
(o 1.5 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

Repetir Sets 1 & 2 hasta completar 20 minutos

Enfriamiento: 5 min caminando

Tiempo total: 30 minutos
4Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 2.5 minutos)

SET 3
Trotar: 400mts
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts
(o 1.5 minutos)

SET 4
Trotar: 800mts
(o 5 minutos) 

Enfriamiento: 5 minutos caminando
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 2.5 minutos)

SET 3
Trotar: 400mts
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts
(o 1.5 minutos)

SET 4
Trotar: 800mts
(o 5 minutos) 

Enfriamiento: 5 minutos caminando
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 400mts 
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts 
(o 1.5 minutos)

SET 2
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 2.5 minutos)

SET 3
Trotar: 400mts
(o 3 minutos)
Caminar: 200mts
(o 1.5 minutos)

SET 4
Trotar: 800mts
(o 5 minutos) 

Enfriamiento: 5 minutos caminando
5Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

SET 2
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

SET 3
Trotar: 800mts
(o 5 minutos)

Enfriamiento: 5 minutos caminando
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 1.2k 
(o 8 minutos)
Caminar: 800mts 
(o 5 minutos)

SET 2
Trotar: 1.2k 
(o 8 minutos)

Enfriamiento: 5 minutos caminando
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 3.2k 
(o 20 minutos)

Enfriamiento: 5 minutos caminando
6Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 800mts 
(o 5 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

SET 2
Trotar: 1.2k 
(o 8 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

SET 3
Trotar: 800mts
(o 5 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

SET 1
Trotar: 1.6k 
(o 10 minutos)
Caminar: 400mts 
(o 3 minutos)

SET 2
Trotar: 1.6k 
(o 10 minutos)

Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 3.6k 
(o 25 minutos)

7Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4k 
(o 25 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4k 
(o 25 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4k 
(o 25 minutos)
8Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4.5k 
(o 28 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4.5k 
(o 28 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 4.5k 
(o 28 minutos)
9Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 5k 
(o 30 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 5k 
(o 30 minutos)
Calentamiento: caminar 5 minutos

Trotar: 5k 
(o 30 minutos)

Rebuscando en Instragram encontré algunas publicaciones de las primeras veces que usé la app, mi primera publicación es el día 3 de la semana 1.

Empezando a usar la C25K app

Después del día 3 a la tercera semana, no volví a publicar. Pero recuerdo que seguí entrenando, y antes de lo que pensé, ya estaba corriendo más de 5k 🙂 O al menos eso puedo decir, por esta otra publicación de cuando corrí 5.6k un sábado camino a la oficina… ese día lo recuerdo. Disfruté mucho el recorrido, y aunque fuí a trabajar un sábado (que era inusual), decidí ir trotando para cambiar la rutina. Pasar por sitios de Londres que normalmente no veía porque me transportaba en subterráneo, fue lindo y poder hacer ejercicio sin usar más que mis piernas, fue lo mejor!

Medía Maratón, primer intento

El año siguiente, cuando regresamos a Colombia en 2016, tuvimos por primera vez la idea de prepararnos para la media maratón de Medellín, y empezamos a entrenar, pero mi rodilla no aguantó. Después de algunas semanas entrenando, me dolía cada vez que corría y entonces decidí abandonar la idea. Simo siguió entrenando, y debido a que un amigo nos visitaría desde Londres precisamente el fin de semana de la carrera, él decidió no inscribirse y correr sus 21k solo, una noche cualquiera por las calles de Medellín. En ese momento, yo no sabía lo que significaba correr 21k, y honestamente este evento pasó un poco desapercibido…. Pobre Simo.

En esa época, después de dejar Londres habíamos viajado unos cuantos meses por Centro América e Italia. Cuando eventualmente nos instalamos en Medellín, estábamos transicionando hacia una alimentación más consciente con nuestra salud y el planeta, reduciendo significativamente el consumo de productos de origen animal; al mismo tiempo que yo volvía al gimnasio después de viajar. Entonces consulté a un especialista por el tema de mi rodilla, me había frustrado un poco no haber podido seguir entrenando para la media maratón, así no supiera realmente a lo que había renunciado.

Luego de enfocar mis entrenamientos a fortalecer la rodilla y a adoptar el estiramiento como innegociable, empecé a salir a trotar en la ciclovía los domingos, (en Medellín y otras ciudades de Colombia, la ciclovía se refiere a cuando habilitan algunas de las calles principales para que la gente salga a hacer deporte, usualmente todos los domingos y días festivos), y esto resultó ser muy útil! Trotar se convirtió en la actividad perfecta para no saltar el ejercicio cuando viajaba por placer o trabajo. Debo confesar que también lo adoptamos como una forma de compensar por noches de fiesta. XD Correr nos hacía sentir mejor después de algunos excesos.

Respecto a nuestra alimentación, los cambios han sido muy progresivos. Fuimos pasando de días a semanas sin carne, y de fines de semana de asados desenfrenados, a cada vez consumir menos productos animales, procesados y empacados; empezamos a probar restaurantes nuevos, y productos vegetales que eventualmente adoptamos como habituales.

Mi primera carrera oficial

5k mi pequeña victoria

Así pasaron 2 años, entre mucho gimnasio y trotadas regulares pero sin retos, y una alimentación cada vez más consciente. Hasta que el pasado 2018, cuando ya todo estaba listo para dejar Colombia (una vez más), mis amigas de la oficina: Nata, Lina, Isa & Tati me convencieron de inscribirme a la maratón de Medellín, donde se puede correr en varias categorías 5, 10, 21 y 42k… Me fuí por 5k. Por diversión y por seguridad 🙂

Rompí mi propio récord de 5k en 00:29:23 y al final me encontré con mis amigas para celebrar nuestras victorias! Una corría 21k por primera vez, otra corría 10k y otra 5k. Nos tomamos fotos, comentamos nuestras alegrías y nos fuimos a comer un desayuno muy merecido!

Lina, Nata, Tati

Esta fue una experiencia increíble! Me inscribí a 5k porque era lo que normalmente corría los domingos en plan relajado, pero al momento de la carrera me llené de energía! Al encontrarme con mis amigas, hacer el calentamiento al son de la música, y con un montón de gente feliz, unida por una misma pasión, me encontré en una fiesta deportiva. Y en ese momento me puse una meta: quería lograr correr los 5k en mi menor tiempo posible, el domingo pasado había hecho alrededor de 35-40 minutos (no recuerdo bien, el tiempo nunca fué mi objetivo) y entonces calculé para hacerlo esta vez en menos de 30 minutos. Si algún corredor experto me está leyendo tal vez pensará que no es un gran logro y es posible que conociendo mi forma física, sea lo mínimo que se podría esperar… pero no es así. Yo no era una corredora, mentalmente no lo era.

Unos pocos días después de esta experiencia tan recargadora, viajé. Dejé Colombia indefinidamente por tercera vez en mi vida, esta vez (como algunos ya saben) para encontrarme con Simo en Europa e iniciar nuestro más reciente viaje de autodescubrimiento, mejor descrito aquí. Durante este viaje, y contrario a lo que he hecho otras veces, seguí muy dedicada al ejercicio. No quería perder la forma y buena condición física que en los últimos años había logrado. Adicionalmente, continuaba entrenando para mi certificación internacional como Instructora Bodypump. 

Conviertiéndome en runner

Al cabo de 7 meses y 7 países visitados, ya estábamos planeando nuestro regreso a Medellín. A dos países y un par de meses de volver, mientras estábamos en San Miguel de Allende, Mexico, Simo me propuso inscribirnos para correr en la Maratón Medellín. Inmediatamente mi respuesta fue: claro! Me encantó el año pasado, esta vez correré 10k. Pero el insistió en que fueran 21! Y mi respuesta fué: noooo, yo no puedo! 

Faltaban un poco más de tres meses, tiempo suficiente para entrenar, y lo cierto era que ya salíamos a correr por lo menos una a dos veces por semana, siempre unos 5 o 6k. Raramente los contabilizábamos.

Ok, decisión tomada. Nos inscribimos a los 21k, 14 semanas antes de la carrera, y como es usual en nosotros, elegimos un método de entrenamiento. Yo moría del susto desde el primer momento, susto de que? No se. Como ya había abandonado una vez por lo de la rodilla, creía que podría volver a pasar… pero empecé a entrenar tal y como lo planeamos, sin abandonar mis entrenamientos de fuerza y sin pensar mucho en lo que podría llegar a pasar. Al lado de mi hombre, él me motivó y me inspiró.

El método que elegimos fue la aplicación de Nike NRC (Nike Run Club), a la cual ingresas tus datos: edad, estatura, género, nivel de entrenamiento, la fecha de la carrera y hasta cuántos días quieres entrenar a la semana, y ésta te propone un plan (todo esto en la versión gratuita). El cual seguí casi al pie de la letra! Y esto es super importante! Estoy convencida que fue una de las claves para mejorar mi capacidad como runner, mi resistencia y mi velocidad. Y sobre todo para manejar la fatiga. Algunos de los entrenamientos propuestos parecen muy suaves, pero traté de darles un sentido y los hice tal cual descritos en el plan de Nike. 

Plan de entrenamiento, 14 semanas:

SEMANADÍA 1DÍA 2DÍA 3
13.5kFit test: 2.5kFondo: 6k
22.5kTempo: 1kFondo: 7k
3Sprints: 4x400mts2.0kFondo: 8k
4Sprints: 8x200mtsTempo: 1kFondo: 9k
5Recuperación: 2.0k2.5kFondo: 8k
6Sprints: 4x800mtsSprints: 6×400Fondo: 11k → 4k
7Sprints: 8x800mts1.5kFondo: 12.5k
8Sprints: 7x800mts1.7kFondo: 13k
9Sprints: 7x1000mts2.0kFondo: 14.5k
10Recuperación: 4.0kSprints: 7x800mtsFondo: 15k → 16.8k
11Recuperación: 8.2kFondo: 17k
12Recuperación: 7.5k6.8kFondo: 18k
13Recuperación: 7.5kSprints: 8x900mtsFondo: 10k
14Tempo: 3.5kRecuperación: 4.0kDIA DE CARRERA: 21k

Lo que más me gustó de este plan es que era diferente cada día, yo elegí 3 días: Martes, Viernes y Domingos, para poder continuar con mis otros entrenamientos de fuerza. Y nunca me sentí fatigada o aburrida. La combinación entre sprints, salidas de recuperación y fondos, y los incrementos graduales cada semana fueron divertidos y super efectivos! 

Debo confesar que los sprints, después de 400 metros me dieron muy duro! Pero la satisfacción de completar los entrenamientos era muy gratificante. Simo fue un gran apoyo y mi motivador en los momentos más difíciles… porque hay momentos difíciles! Los entrenamientos no son todos iguales.

Solo varié el entrenamiento unas cuantas veces. El día que tocaban 11k corrí solo 4, no recuerdo por qué… el día de 15k corrimos casi 2k más porque la app se bloqueó (no pasa muy seguido), y el viernes de la semana 11 fué el único día que salté entrenamiento porque estuve viajando. Los días-2 de 1.5, 1.7 y 2.0k fueron salidas cortas, pero corridas en pendiente camino al gimnasio, así que estos también agregaron bastante a mejorar resistencia.

Haberme inscrito a la carrera fue crucial. Si no fuera porque sabía que la fecha se acercaba y que debía estar entrenada para el gran día, habría saltado algunos entrenamientos. La mente te juega malas pasadas, pero visualizar el objetivo es clave.

Y la alimentación?

Aunque los cambios en nuestra alimentación han sido graduales a través de los últimos años, no han sido intuitivos. Nos hemos informado mucho! Hemos estudiado y aprendido cómo llevar una alimentación balanceada, que no sólo es amigable con el planeta, sino que optimiza nuestra salud. Y ésto no sólo es la base de mi trabajo actualmente, también ha sido una parte muy importante en mi rendimiento deportivo. 

Los meses anteriores a la carrera estuve entrenando 9 veces a la semana: 3 running y 6 clases de Bodypump, y nunca me sentí exhausta, no me enfermé, ni me lesioné… no cuento calorías, ni macros, ni sigo dietas. Pero sí me aseguro de comer bonito. Es decir, colorido y nutritivo! Muchos vegetales, cereales integrales, grasas buenas, frutas y proteínas de origen vegetal. Casi nada procesado, empaquetado, o grasiento. Cocino o preparo casi todo lo que como y (por si aún no lo sabes) me encanta compartir mis preparaciones en Instagram – a propósito, ya tienes mi libro?

Te comparto aquí un ejemplo de lo que puedo comer en un día, aunque varío mucho mis comidas! Siempre bajo las premisas de la buena nutrición y de consumir alimentos naturales, que vengan de la tierra:

Desayuno

Desayuno 🙂

Normalmente después de entrenar o si es antes, lo mismo en una porción reducida. Que entrene o no en ayunas depende del tipo de entrenamiento y de cuanto tiempo antes me despierte: avena, canela en polvo, frutas, leche de soya, mantequilla de maní, semillas (linaza molida, chía, ajonjolí, calabaza, girasol).

Almuerzo

Varía dependiendo de lo que tenga en la nevera, pero normalmente es algo así: arroz o pasta integral (un cuarto del plato), verduras (cocidas o crudas): zanahoria, brocoli, repollo morado, tomate, etc. (mitad del plato), aguacate ó aceite de oliva (medio aguacate pequeño o una cucharada de aceite),leguminosas: fríjoles, garbanzos o lentejas (un cuarto del plato), semillas o maní dependiendo del plato.

Snacks

Este es normalmente un batido que a veces lo tomo en la mañana después de entrenar. Si lo tomé en la mañana, ya no lo tomo en la tarde. Mis snacks dependen del hambre que tenga durante el día, o nivel de actividad, y pueden ser almendras, maní, fruta o a veces una porción pequeña de una comida completa, como un mini-almuerzo.  Para el batido, en la licuadora mezclo: espinacas o acelgas – un puñado, las licúo primero con agua y luego agrego el resto; una fruta – banano, moras, fresas o mango; leche de soya – un vaso aproximadamente; mantequilla de maní – una cucharada.

Cena

Puede ser lo mismo del almuerzo en una porción más pequeña, o me encanta hacer wraps, o una arepa con todo. Es decir con lo del almuerzo encima y obvio, aguacate! 🙂 

Otros

Durante el día tomo mucha agua y un café en la mañana, a veces te verde con limón, chai o leche dorada, en cualquier momento del día. Chocolate negro un cuadrito después de almorzar y de vez en cuando soda con limón.

Casi todos los miércoles como pizza con una copa de vino, y si como por fuera o los fines de semana, soy flexible con algunas de mis comidas, dependiendo de a donde vaya y lo que esté disponible. Me gustan las hamburguesas, las papitas, la pizza, el helado, los quesos, etc. Pero me encanta comer bien, y para mi unas empanadas o un palito de queso nunca van a reemplazar una comida balanceada. Sí consumo estas cosas, pero no muy seguido, y honestamente prefiero una comida completa que picar o embolatar el hambre como dicen por ahí.

Continuando con el running… 

Ya en Medellín, nos enteramos de que algunos de nuestros amigos también estaban entrenando para la media maratón, y uno de ellos nos propuso entrenar juntos. Nosotros no estábamos tratando de hacer un buen tiempo, simplemente nos interesaba terminar los 21k. Ese era nuestro reto, o al menos el mio. Pero ellos si, entrenaban a mayor velocidad y se enfocaban en mejorar tiempo. Así que inicialmente me intimidó un poco salir juntos, y advertí que no correría rápido. Como era de esperarse el grupo se dividió, pero Vivi, una de ellas se quedó con nosotros. Y entonces corrimos a su ritmo: 13K a 6’13’’ (minutos por kilómetro). Fue la primera vez que nos retamos en velocidad, y nos fue muy bien! Ese día me sorprendí de mi misma, y comprobé cómo los entrenamientos que tan juiciosamente habíamos completado hasta ahora, surtían sus efectos.

Después de correr al lado de Vivi, continuamos exigiéndonos un poco en velocidad, pero sin sufrir. Mi filosofía con el ejercicio siempre ha sido disfrutarlo. Y así continuamos, disfrutando pero retándonos! Hasta que se llegó el día del último fondo: 18k dos semanas antes de la media maratón. Nuestro plan de entrenamiento no incluía correr los 21k antes de la carrera, esto sería el gran día, y eso me emocionaba muchísimo!

Vivi, Simo, Sebas 🙂

Esa noche, antes del último fondo, Simo no la pasó bien. Nunca se enferma y preciso esa noche tuvo fiebre… Así que después de pensarlo mucho, salí sola. Pensé en correr solo 10k para luego correr los 18 con él en la semana. Me llevé mi música y mi celu para rastrear el recorrido, era la primera vez que corría una larga distancia sola. Me sentí un poco desanimada al principio, pero era domingo, estaba en la ciclovía de Medellín, donde sale mucha gente a correr, caminar, montar en bici, llevan perritos, hay buen clima y buen ambiente 🙂 así que arranqué… y en el primer kilómetro se me acabó la batería de los audífonos…. AHH! Ok a correr sin música.

El hecho de que tuviera que hacer el último fondo sola y sin música no me detuvo. De alguna manera el running te entrena no solo para correr… me sentía muy bien ese día, y entonces decidí que no iba a hacer 10k, iba a hacer los 18 que me tocaban. Y así fue.

Yo feliz! Estaba lista para la carrera. Esa última semana el entrenamiento era el siguiente (ahora sí, considerando velocidad):

Domingo (previo a la carrera): 10k a 5,42
Martes: Tempo, 3.5k a 5’00’’ 
Viernes: Recuperación 4.0k a 6’36’’
Sábado: Pre-carrera 2k, muy suave

Le bajé a las pesas esa semana y sólo hice 2 entrenamientos de fuerza. Además descansé lo que más pude y extrañamente dormía cerca de 10 horas o más, cada noche!. En esta última semana si fui muy estricta con la alimentación. Quise abastecer mi cuerpo exclusivamente con alimentos nutritivos, naturales y verdes! En todo sentido. No quería comer nada que no consumo normalmente, o que me robara energía, y como es debido antes de una carrera, aumenté el consumo de carbohidratos (buenos! nada de chatarra o refinados).

EL GRAN DÍA

Domingo, 8 de Septiembre de 2019. Nos habíamos acostado muy temprano, madrugamos y nos alistamos para estar allá a la hora de inicio, 6:00 AM.

Es lindo subirse al metro y ver a casi todo el mundo vestido de maratón. Todos te saludan, te sonríen, se siente ese compartir del mismo sentimiento: emoción y alegría por este gran día para el que la mayoría hemos entrenado tanto.

Todavía con cara de dormidos, listos para arrancar!

Llegamos, nos posicionamos e inicia la carrera al son de música colombiana, una fiesta, que emoción! La gente cantando, el buen clima, el ambiente era todo alegría y positivismo. Las personas que salieron a ver la carrera, nos animaban con pitos, letreros y mensajes cariñosos.

Después de darnos cuenta de que si podíamos correr más rápido, Simo y yo habíamos hablado de correr los 21k en menos de 2 horas. Esa era nuestra meta, y según nuestros cálculos, si inciábamos corriendo a 6’03’’ (minutos por km) y aumentamos progresivamente cada kilómetro hasta llegar a un promedio de 5´42’’, podríamos lograrlo. Entonces así lo hicimos, con la app de Nike y mi Samsung GearFit2 rastreamos nuestra velocidad a cada kilómetro.

Recuerdo esos primeros kilómetros siguientes al inicial, corriendo con la multitud, todos callados, enfocados. El silencio y el sonar de los zapatos al trotar sobre el asfalto, eran música para mis oídos. 

Los primeros 10k fueron muy suaves, como un calentamiento. Luego de los 15 ya se empieza a sentir la fatiga. Habíamos leído en el manual de la maratón algunos tips de motivación, y uno de ellos era dedicar los kilómetros más difíciles a alguien. 

Uno de estos lo dediqué a mis abuelas; ambas murieron mientras yo vivía fuera del país, y nunca tuvieron la oportunidad de ser atletas… nunca había pensado en eso antes, pero las tengo muy presentes en muchos momentos de mi vida, y éste fue uno de esos.

Otro lo dediqué a mis papás, en ese momento me pregunté si entenderían lo que significa entrenarse para correr 21k, agradecí por tenerlos cerca y porque me inspiran. Son mis grandes tesoros.

Y otro lo dediqué a Simo, mi dupla. Quien corrió a mi lado en todos los entrenamientos, y en esta carrera, así como en la vida que llevamos juntos.

Al kilómetro 18 me empezó a doler la rodilla.. Oh no! No me había dolido en todas estas semanas de entrenamiento, y entonces me dije es mi mente creando resistencia. Así que me apliqué un gel que tenía en el bolsillo y le bajé la velocidad por un periodo corto. Paré en el stand de Gatorade, me hidraté y arranqué A TODA! Perdí a Simo cuando paré, pero ya era el final. Los 3k más largos de la vida! Ya no estaba midiendo velocidad, corrí lo más rápido que pude, adelanté a mucha gente, me uní por momentos a otros para darnos motivación en esta recta final. Las personas afuera animaban con gritos y mensajes de aliento. La música, la meta y la llegada más emocionante!… el final, casi me daba tristeza pensar que ya había terminado. Y ahí estaba Simo, recibiéndome en este momento de triunfo, 15 segundos después que él.

1:57:21 mi record personal. He logrado muchas cosas en mi vida, y me he entrenado física y mentalmente para ellas. Pero éste es un logro especial. Recibí muchos mensajes bonitos antes y después de la carrera y agradezco estar rodeada de gente que comparte mis alegrías 🙂 quise compartir esta historia (o grupo de historias) porque espero inspirar a alguien a cumplir sus metas, a vencer sus miedos, limitaciones e incomodidades. Y seguir venciendo los míos propios, para crecer y para ganar en esta carrera que es la vida.

qué piensas?