Y AHORA QUE VOY A HACER?

Whistler, British Columbia – Canada

13 minutos de lectura

Para ser sincera, esto no era lo que planeaba escribir, pero desde que volví a Medellín todos me preguntan lo mismo… así que ya habrá tiempo para mi tema favorito, la vida saludable; por ahora haré un recuento de lo que me ha pasado durante estos casi nueves meses de recorrido por el mundo, y que es lo que voy a hacer, ahora que estoy de regreso.

NO ESTÁBAMOS SOLO DE PASEO

Lions Gate Bridge, Vancouver – Canada

Aunque no parezca, la decisión de dejar Colombia después de casi tres años de estabilidad,  no fue la de explorar nuevos lugares y conocer el mundo en un año sabático. Y aunque en el pasado hemos hecho viajes de pura diversión, este fue con el firme propósito de viajar y trabajar al mismo tiempo. Cumplir el sueño de muchos, ser nómadas digitales.

CAMBIANDO DE VIDA

Coffeesta Cafe, Tbilisi – Georgia

Nunca me gustó la palabra “nómada”. Amo viajar, conocer nuevas culturas, probar nuevas comidas e interactuar con gente de sitios diferentes. Sin embargo, siento que hay lugares a los que pertenezco.

Pero esto no fue un obstáculo para darle una oportunidad a un estilo de vida que es cada vez más popular entre jóvenes alrededor del mundo. Y por casi obvias razones: no tienes que cumplir un horario, puedes conocer gente casi todos los días y el fin de semana puede ser tan exótico y lejano de casa como te lo imagines, o hasta en mitad de la semana!. Sin embargo, cuando estás tratando de concentrarte en un nuevo proyecto, éstas cosas pasan a ser de alguna manera, secundarias… o al menos para mi, así lo fue.

Y no es que me esté quejando, de verdad disfruté estos meses. Fueron nueve países, más de veinte lugares entre ciudades y pueblos; eventos, nuevos amigos, experiencias, e incontables aprendizajes! Este fue más que un viaje alrededor del mundo, un entendimiento profundo de mi misma, y una nueva mirada a mi relación de pareja.

AUTODESCUBRIMIENTO & CAPACITACIÓN

Re-encontrarme con Simo – mi esposo y compañero de vida, después de tres meses separados, fue mágico. La ilusión de un nuevo comienzo juntos, contarnos historias y empezar a dibujar nuestro futuro inmediato, nos dio el primer impulso hacia esta nueva vida.

Outside Tbilisi Airport, Tbilisi – Georgia

Él llegando desde el medio oriente y yo desde Colombia nos encontramos en Georgia, y allí fue donde empezamos este viaje. Luego de tomarnos unos días de “vacaciones” en los que visitamos la zona de vinos y conocimos un poco sobre este país y su historia, nos pusimos a planear nuestro nuevo proyecto de vida. 

Viewpoint Tbilisi – Georgia

Iniciamos por leer un par de libros: Business Model Generation, y Business Model Youdiscutimos nuestras notas e hicimos juntos los ejercicios propuestos. Diseñamos nuestros respectivos Business Canvas o lienzos de negocio; y procedimos a tomar un reto de siete días de escritura diseñado por Scott & Chelsea Dinsmore en su programa Live your Legend – este fue increíblemente inspirador! Y siguiendo los pasos para “hacer el trabajo que amas” tal como ellos lo proponen, continuamos sentando las bases de nuestros nuevos proyectos.

Además tomamos un par de tests de personalidad, e hicimos encuestas y entrevistas sobre los temas en los que queríamos trabajar. También nos entrevistamos con varios de nuestros amigos empresarios para conocer sus experiencias y tomar algunos consejos. Todo esto nos llevó a plantear propuestas de valor basados en nuestras pasiones y fortalezas. Decidimos que íbamos a ser Coaches, e iniciamos un curso cada uno; nació @justbehappier_ y @thetasteoflife_ continuó creciendo.

Acropolis of Athens – Greece

Pasamos a Grecia. En Atenas nos dieron la bienvenida nuestros amigos griegos, y otros cuantos fueron a visitarnos desde Londres e Italia. Aprovechamos para conocer la antigua Atenas juntos, y más adelante ir de camping a una de las hermosas islas griegas, Agistri; para luego visitar Larissa, el pueblo natal de nuestra amiga, y Meteora un lugar verdaderamente increíble!. Al mismo tiempo que continuábamos con la nueva rutina de trabajo. Y aunque este sigue siendo un viaje juntos, aquí empezamos a tomar vías un poco diferentes. Así que, de aquí en adelante continuaré con mi parte de la historia 🙂

Meteora – Greece

MANEJANDO MI PROPIO PROYECTO

Dados los cambios de país, estilo de vida y profesión, decidí continuar con los horarios a los que ya he estado acostumbrada por mucho tiempo. Seguí trabajando de lunes a viernes, levantándome temprano para ir al gimnasio y cocinando mis propias comidas (casi siempre). Con la diferencia de que ahora me tomaba más tiempo al medio dia para cocinar, servir bonito como me gusta y tomar fotos para mi Instagram! Y yo feliz!

El resto del día lo invertí en estudiar para certificarme como Health & Nutrition Life Coach, además volví a leer el libro del cual he aprendido la mayoría de cosas de salud y nutrición que ahora se: How not to die, en español: Comer para no Morir del Dr. Michael Greger – esta vez me dediqué a resumirlo y tomar notas. Este libro y su página nutritionfacts.org se han convertido en una de mis fuentes de información más confiables.

Our Temp House in Athens – Greece

A este punto ya habíamos viajado a Italia, para pasar las fiestas decembrinas con mi familia política y amigos Italianos. Después de pasar tres navidades en Colombia, este era un gran acontecimiento. Y fue el primer obstáculo al que me enfrenté en la vida como nómada digital: continuar con mi rutina y pretender trabajar en un sitio donde estoy acostumbrada a estar de vacaciones, donde hay una abuela querendona a la que es imposible decirle que no 🥰, y donde el invierno me roba energía… sumado a esto, salidas, vino, cenas y el ambiente navideño! Alguien sálveme por favor! 

Y no es que no lo disfruté, amo todo eso! Simplemente fue difícil cambiar el chip y lograr ser productiva en medio de todo. Un poco más de un més se pasó muy rápido y ya habíamos decidido viajar a Tailandia en enero. Llegamos a Chiang Mai, uno de los centros de concentración de nómadas digitales más grandes del mundo, y allí fue como si una barita mágica me hubiera tocado! Regresé fácilmente a mis rutinas. Finalmente pude volver a levantarme temprano, ya había terminado el curso de coaching, leído el libro, e iniciado a dar coaching oficialmente. Empecé a ir a eventos y a conectarme con la comunidad de viajeros, nómadas digitales y expats en Chiang Mai. Además descubrí grupos de mujeres super interesantes e inspiradoras! 

One of many Temples in Chiang Mai, Thailand.

Mientras estuve en Chiang Mai, también empecé a trabajar con mi hermana en el eBook de recetas saludables (el cual probablemente ya conoces – si aún no es así, haz click aquí) y en re-diseñar mi blog (este que estás leyendo) – un proyecto que había abandonado hace 5 años, y quise retomar para darle un nuevo propósito: la vida saludable.

Como si no tuviera suficientes cosas andando, seguía mi próximo reto: certificarme como Instructora Fitness en el programa Les Mills Bodypump. Para lo cual había ya tomado los primeros módulos de entrenamiento en Medellín antes de empezar a viajar, y me faltaba pasar el examen final. Quienes mejor me conocen saben que amo esta clase grupal, y llevo entrenando como alumna varios años, pero convertirme en Instructora fue una oportunidad que me tomó casi por sorpresa, y que no quise dejar pasar. Sin embargo, fue mucho más difícil de lo que jamás me imaginé.

Les Mills Live Singapore 2019

Pero como todo en la vida, con práctica, algunos sacrificios, pasión y disciplina, logré esta certificación internacional justo antes de irme al evento Les Mills más grande en Asia Pacífica: el Reebok Les Mills Live Singapore 2019. Donde además de entrenar con los propios creadores de Bodypump y los otros programas Les Mills, conocí instructores de todo el mundo, gente que vibra con el fitness y con la misión de esta organización: contribuir a hacer un planeta más fit. Por algo será que me identifico plenamente!

Les Mills Live Singapore 2019

Así pues, después de dos meses en Tailandia, Simo y yo habíamos tomado caminos diferentes una vez más, esta vez físicamente: el a India y yo a Singapur. Donde también visité un antiguo amigo. Luego de Singapur me fuí a Malasia a encontrarme en Kuala Lumpur con Caro, mi amiga de toda la vida. Antes de que ella llegara, aparte de admirar las torres Petronas visibles desde cualquier parte de la ciudad, tuve tiempo para pasar la emoción del evento Les Mills, y terminar de montar el blog – finalmente estaba publicado! Un pequeño logro más en este viaje.

Petronas Towers, Kuala Lumpur – Malaysia

Después de algunos días, Simo llegó a Kuala Lumpur y allí nos encontramos nuevamente para continuar nuestro viaje. Pasamos a Vietnam, donde decidimos quedarnos en Nha Trang, una ciudad pequeña, no muy turística, cerca al mar. Allí, en un apartamento muy agradable, disfrutamos mucho la comida local, el ambiente tranquilo en el que estábamos y el mar. Factores que nos sirvieron para recargarnos y continuar con nuestros proyectos. Juntos pero no revueltos.

Bai Dai Beach, Nha Trang – Vietnam

POR QUÉ MEDELLÍN?

A este punto ya habían pasado ocho meses, y empezamos a planear nuestro regreso. Al inicio de este viaje no era muy claro cual iba a ser nuestro futuro hogar, queríamos vivir una vida de nómadas digitales y no pensábamos en un lugar específico para quedarnos. Pero luego de movernos repetidamente, llegamos a la conclusión de que nos hacía falta conexión. Nos encanta conocer gente y lugares nuevos, pero así mismo, nos gusta mantener el contacto con quienes ya conocemos y queremos… Leyendo un poco sobre este sentimiento que ya es común entre algunos ex-nómadas digitales, estoy convencida de que lo que queríamos realmente es lo que ahora llaman ser Location Independent – o poder trabajar en lo que nos gusta, independientemente de dónde nos encontremos en el mundo. Y esto es diferente a ser nómadas digitales.

El hecho de que queramos un trabajo que pueda funcionar en línea y que no nos demande estar en un lugar específico, y nos guste viajar, no significa que queramos estar cambiando de “casa” cada mes o dos. Queremos seguir viajando si, pero también queremos poder estar cerca de nuestros amigos y familia, y en Medellín está por lo menos una parte de ellos. Eventualmente también pasaremos una temporada en Europa, donde está la otra parte.

Garibaldi Lake, British Columbia – Canada

De Vietnam viajamos a Vancouver, donde además de visitar un buen amigo, hicimos un trek tan emocionante, como retador. Y de ahí pasamos a México, donde en San Miguel de Allende vivimos un par de cortas pero enriquecedoras semanas, para rematar con tres días de curso de meditación Vipassana, cerca a Ciudad de México, justo antes de nuestro regreso a Colombia.

Y HASTA CUANDO ME VOY A QUEDAR?

Water Front, Vancouver – Canada

Tal vez ahora sea más comprensible que ante la pregunta de hasta cuando me voy a quedar, preferiría no responder. No tenemos un plan a largo plazo, estamos disfrutando el momento, abiertos a las posibilidades y oportunidades que ahora se nos presentan. 

Medellín es mi ciudad natal, y ha sido nuestra casa por algunos años. Nos sentimos bienvenidos y acogidos 🙂

LA NUEVA YO

San Miguel de Allende, Guanajuato – Mexico

Todos estos meses de experiencias, autodescubrimiento y aprendizajes me han cambiado. Y aunque creo que cada viaje cambia algo en mi, el cambio durante estos meses fue deliberado.

Ahora no solo me conozco mejor y me acepto más, y mientras me acostumbré a pasar de identificarme como Project Manager a Coach de Vida Saludable, he descubierto que llevo ya varios años haciendo lo que pensé que apenas iba a empezar a hacer. Así que esta nueva yo, tiene mucho de quien siempre he sido. Ahora con más autoconsciencia y certificaciones internacionales.

QUE SIGUE?

Some Airport…

Por eso ahora, lo que sigue para mi es continuar acompañando a mis coachees en sus procesos de cambio, y agradezco la confianza de quienes han sido los primeros.

Seguiré cocinando y publicando mis recetas saludables, entrenando duro en el gym y compartiendo tips de cocina, alimentación y construcción de hábitos.

Tengo además varios proyectos e ideas que espero desarrollar en compañía de aliados y colaboradores, e imprimirles toda esta nueva energía, para que tanto tu como yo, los podamos disfrutar!

En pocas palabras, seguiré descubriendo, degustando y compartiendo el sabor de la vida! Para motivar, conectar y en el mejor de los casos, educar en lo saludable. Te invito a que hagas parte de este viaje que aún continúa 😉


qué piensas?