UNA PEQUEÑA NOTA SOBRE BUENOS HÁBITOS – del libro El Poder de los Hábitos, y mi propia experiencia

4 minutos de lectura

No voy a empezar diciéndote con cuanto tiempo te lleva crear un nuevo hábito, estudios recientes han demostrado que esto es bastante relativo dependiendo de la persona, el hábito que se quiere crear y muchos otros factores. Lo que sí te quiero contar, es que cualquier persona, independientemente de su edad o condición, puede crear un nuevo hábito; y que hacer algo consistentemente puede desencadenar en grandes cosas! O en otras, no tan grandes, ni mucho menos, deseables.

Como dice la famosa frase: somos lo que hacemos repetidamente. Entonces, si quieres cambiar algo en tu vida, empieza a pensar en tus hábitos. Todo lo que hacemos regularmente es un hábito, desde despertarnos a cierta hora, hasta comer, ejercitarnos, pintar, ver televisión, fumar, etc. Una vez nos acostumbramos a hacer algo, nos guste o no, esto se ha convertido en un hábito, y lo que hacemos, nos hace quienes somos! Es decir, somos nuestros hábitos.

Nosotros los seres humanos somos adaptables, incluso a condiciones desfavorables. Podemos acostumbrarnos a ese trabajo que no nos gusta, o a una mala relación amorosa. Y hay muchas cosas que quisiéramos que fueran diferentes, entonces, por qué no hacer algo al respecto? No vas a cambiar tu vida de la noche a la mañana, pero si hay simples pasos que puedes tomar para llegar a eso que tanto quieres, y empezar a ser quien deseas ser.

A continuación te hago un pequeño resumen de lo que aprendí leyendo el libro The Power of Habit de Charles Duhigg. Y te lo recomiendo absolutamente si estas interesado en la ciencia que hay detrás de la construcción de hábitos. Entender cómo funciona el cerebro en este sentido fue muy interesante y poderoso para mi.

Es un ciclo: SEÑAL → RUTINA → RECOMPENSA

La SEÑAL: lo que desencadena cierto comportamiento; la RUTINA: el comportamiento en cuestión, lo que hacemos; la RECOMPENSA: el placer que obtenemos de ese comportamiento – eso que deseamos que nos hace regresar al mismo comportamiento, una y otra vez. Para crear un nuevo hábito, es importante tener este ciclo en cuenta, y seguir los pasos que te describo a continuación:

Primero, empieza por algo pequeño.

No te prometas lo imposible. No trates de hacer algo como convertirte en vegetarianx desde mañana! O empezar a ser más activx yendo al gimnasio 6 dias a la semana! Date tiempo para adaptarte a un objetivo nuevo, alcanzable, un paso a la vez. Si te gustaría reducir el consumo de carne, empieza por una o dos veces a la semana, pero hazlo consistentemente! Ponte un recordatorio, una notica en la nevera, o márcalo en el calendario. Haz algo que te permita cumplirte esa promesa.

Segundo, encuentra tu motivación y eso que desencadena el hábito.

Por qué quieres hacer eso que tanto quieres hacer? Qué te inspira a pensar en cambiar tus hábitos o a empezar a hacer algo nuevo? Esto es muy importante, porque es lo que te recordará por qué lo haces, cada vez que dudes. Ahora, si lo que estás tratando de hacer es dejar un mal hábito, piensa, que es lo que te lleva a hacerlo cada vez? Si fumas, es porque eres ansiosx? O fumas cuando estás aburridx, o nerviosx? Reconocer estas emociones, te ayudará en el proceso de hacer algo diferente en lugar de eso que quieres dejar de hacer.

Tercero, recompénsate.

Piensa seriamente en algo que vas a obtener por hacer lo que quieres empezar a hacer o cambiar. Puede ser una especie de “premio” semanal, o algo pequeño cada vez que logras un paso adelante hacia tu objetivo. Y esto es clave! Porque está demostrado científicamente, que tu cerebro a través del tiempo, empezará a sentir esa satisfacción de la recompensa incluso antes de que inicies la actividad que has convertido en hábito. Así es cómo se mantienen los hábitos, pero recuerda no va a pasar de la noche a la mañana, ni en 21 días probablemente.

Espero que te haya servido esta nota. Si necesitas apoyo creando un nuevo hábito en tu vida, yo te puedo ayudar! Contáctame y podremos empezar un plan de acción juntxs, hoy mismo.

qué piensas?